Etiquetas: , , , , , , ,

¿Sabes que podemos intentar controlar el aumento de la miopía?

Hola a tod@s y muy buenos días.

Aquí podéis ver una entrevista a D. Raúl Pascual que nos cuenta las ventajas de unas nuevas lentes de contacto blandas, especiales para intentar frenar el aumento de la miopía en niñ@s y adolescentes.

Si es vuestro caso, que tenéis hijos o familiares con miopía, no dudéis en acudir a vuestro centro Audioptica, más cercano, y preguntar por este nuevo e innovador tratamiento.

Hasta pronto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Etiquetas: , , , ,

¡Vuelta al cole con unas buenas gafas!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Etiquetas: , , , , , , ,

Campaña #yonosoyunlince de Visión y vida y la DGT

Hola amig@s.

Estamos en época de vacaciones. Nos toca revisar ruedas, aceite, niveles,… nuestro coche tiene que estar en perfectas condiciones. Eso está muy bien, pero… ¿y nuestra visión? ¿vemos bien?.

La Asociación Visión y Vida y la DGT han lanzado una campaña para concienciar de la importancia que tiene la visión en la conducción. Como no podía ser de otra forma, AUDIOPTICA ayuda a propagar la campaña. Acude a nuestros centros y gradúa tu vista para empezar bien las vacaciones porque #yonosoyunlince.

Únete a nuestra campaña conjunta con la DGT #yonosoyunlince

topfb_linceNUESTRA CAMPAÑA

Este verano estaremos alertando a los conductores, con el apoyo de la DGT (Dirección General de Tráfico), de la importancia de una correcta visión al volante.
¿TE UNES?

Puedes seguirnos y compartir nuestros contenidos de Facebook y Twitter en tus redes.
Apóyanos y consigamos entre todos que los conductores revisen su visión!!!

La nueva campaña de sensibilización en carretera que lanza la asociación de utilidad pública Visión y Vida, con el apoyo de la Dirección General de Tráfico. Bajo el lema “Yo no soy un lince”, ambas entidades intentan sensibilizar a la población de la necesidad de que, igual que se revisan los neumáticos o el aceite antes ponerse en carretera en la denominada Operación Salida, es imprescindible visitar al profesional de la visión y comprobar que nuestra visión funciona correctamente.

La iniciativa es fruto del estudio “El estado de la salud visual de los conductores en España”, que demostró que los conductores con peor visión tienen 3 veces más accidentes que el resto. Asimismo, se constató que el 68% de los conductores tiene un problema visual y no hace nada para arreglarlo. En términos generales, en las carreteras españolas circulan 7 millones de conductores con un problema visual que, si no se corrige, puede afectar a su conducción. 6,5 millones se ponen al volante con una visión inferior a lo considerada normal (0,8) y cerca de 600.000 con menos visión que la mínima exigida legalmente para conducir. Por ello, el objetivo de esta campaña es lograr reducir estas alarmantes cifras y concienciar al conductor de la necesidad de que cuide su visión para reducir el número de accidentes en carretera.

Hasta pronto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Etiquetas: , , , , , ,

¿Cómo se descubrieron las primeras lentes polarizadas?

Hola a tod@s.

Aquí tenéis un corto sobre cómo se descubrieron las lentes polarizadas.

Gracias a Polaroid Eyewear por hacerlo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Etiquetas: , , , , , ,

Resultados de la Campaña “Ver para aprender”

Hola tod@s, muy buenos días.

Os vamos a contar los resultados de la Campaña de prevención “Ver para aprender” realizada en los últimos meses en colegios de toda España. Audioptica ha participado activamente en esta campaña incluso realizando las pruebas en un colegio de la zona. Uno de nuestros ópticos-optometristas se desplazó a las instalaciones del colegio previa petición del Director del mismo.

Aunque pueda ser un poco largo de leer, os recomendamos terminarlo ya que os hará daros cuenta de cómo tratar el tema de la Salud Visual, más si tenéis hijos, y de como afecta al “Fracaso Escolar”.

El S. XXI ha traído consigo una serie de exigencias visuales mucho mayores de las que teníamos hace 10 y 20 años. La existencia de pantallas desde la más tierna infancia en los domicilios y los centros educa­tivos requiere al sistema visual de los menores un esfuerzo extra para el que, por naturaleza, no están preparados.

Nuestro sistema visual fue concebido para poseer una extraordinaria visión lejana, que en el caso del hombre se vio reflejado en una gran visión central, que le servía para sus labores de caza; y en el caso de la mujer, una gran visión periférica, útil para sus tareas al cuidado de la casa y los niños.

Sin embargo, el desarrollo hu­mano y tecnológico está provocando grandes cambios en nuestras necesidades visuales, obligando a nuestro sistema óptico a abandonar esa estructura primitiva, para ir adquiriendo destreza en la visión próxima: la lectura, los móviles, la costura, la tele­visión… Esto supone un sobreesfuerzo al ojo, que, sin un buen cuidado, puede pasarle factura.

Para un buen desarrollo de los órganos visuales del menor es imprescindible que se reduzcan las horas que los niños dedican a los juegos ante pan­tallas. Los menores deberían pasar 3 horas al día realizando actividades al aire libre.

El óptico-optometrista debe ser considerado como el primer contacto de un paciente o un ciudadano con el sistema sanitario para el cuidado de su sis­tema visual.

Ver para aprender: Explicación de la Campaña

Ver para Aprender es una iniciativa privada de la asociación de utilidad pública Visión y Vida, de­sarrollada gracias a la labor de más de 1.500 óp­ticos-optometristas profesionales que han desti­nado, de manera solidaria, sus conocimientos y servicios a esta campaña.

La campaña se desarrolló en más de 525 municipios de España. Podéis informaros en la web www.verparaaprender.es. Animaba a los alumnos de Primaria (de 6 a 12 años) a realizarse una revisión visual sin coste en una de las ópticas asociadas. Quería también alertar a los educadores acerca de cuáles son los signos y/o síntomas que indican que un alumno tiene un problema visual y que les pueden hacer sospechar de su existen­cia, al tiempo que se conciencia a las familias de la necesidad de someter a los menores a revisiones periódicas para descartar la posible existencia de problemas visuales que pueden afectar a su ren­dimiento escolar.

Ver para aprender: El desconocido mundo de la salud visual

Otro objetivo es reafirmar anteriores teorías sobre el grado de desconocimien­to de los ciudadanos en materia de salud visual. El Libro Blanco de la Visión en España afirmaba que los ciudadanos evitan acudir a revisiones por los siguientes motivos: 72% por creer que ve bien, 68% por no percibir ningún síntoma y el 33% porque los servicios ópticos u oftalmológicos son caros. Acorde con un estudio de Transitions Optical, el 52% de los padres sigue sin saber que un problema visual no detectado puede ser la causa de un fracaso es­colar del menor.

Para poder extraer datos al respecto, la Asociación Visión y Vida habilitó, durante el periodo final de la campaña, una línea telefónica de apoyo a las familias y centros educativos. El estudio de una muestra de las llamadas recibidas – más de 700– permitió a la asociación extraer ciertos datos muy representativos sobre el esquema social del país y nuestro desconocimiento sobre la salud visual:

  • 80% de las llamadas fueron realizadas por madres. El 20% restante fue realizado por los padres u otro miembro de la familia.
  • La mayoría de las llamadas fueron realizadas por familias con hijos de entre 6 y 7 años. Ellos eran los que más dudas tenían sobre lo que debían o no hacer con sus hijos.
  • El 90% de las llamadas se realizó con intención de recibir información sobre terapia visual, ofertas o sistemas de acceso a gafas económicas, así como los centros más próxi­mos para la realización de las revisiones.
  • En muchos de los casos, fue el profesorado quienes pidieron a las familias la realización de estas pruebas, por sospechar que el menor tenía problemas visuales.
  • Un alto porcentaje de las familias que se pusi­eron en contacto con la asociación declararon conocer previamente la existencia de proble­mas visuales del menor, problemas a los que no habían puesto remedio por no conocer las herramientas a su alcance.
  • Muchos centros educativos (claustros de profesores y equipos médicos) solicitaron for­mación para aprender a detectar de man­era más sencilla problemas visuales en los alumnos.

Visión y Vida, a través de esta campaña, ha constata­do que existe un gran desconocimiento en materia de salud visual infantil y que dos de las principales causas pueden ser:

  • Las familias esperan que sea en las revi­siones pediátricas donde se detecten los problemas. Por ello, no buscan una revisión del especialista –ni óptico-optometrista ni oftalmólogo-ya que entienden que su hijo está revisado completamente de manera periódica.
  • Muchas familias han lamentado la falta de información proveniente del sistema san­itario español, por ello, gran parte de ellos, a pesar de sospechar que podría existir un problema, han esperado a recibir la infor­mación y descubrir que la óptica podría ofre­cer este servicio para darle solución.

 

Las preguntas realizadas a los niños y niñas para conocer sus dificultades visuales fueron: ¿Ves bien la pizarra?, ¿Ves bien de lejos y de cerca?, ¿Te cansas al leer?, ¿Te duele la cabeza, te pican o te lloran los ojos cuando lees?, ¿Alguna vez ves doble?, ¿Resigues el texto con el dedo cuando lees?, ¿Confundes o te saltas palabras al leer?

Y las preguntas a los padres sobre la visión de sus hijos: ¿Cree que su hijo/a ve bien?, ¿Al ver la tele, ¿se acerca mucho o entrecierra los ojos?, Al leer, ¿se acerca mucho al texto?, ¿Se levanta a menudo cuando hace sus deberes?, ¿Tiene los ojos irritados después de un esfuerzo visual prolongado (TV, deberes…)?, ¿Le gusta leer?, ¿Tiene un buen rendimiento escolar?, ¿Usa gafas?, Si es usuario de gafas, ¿le gusta llevar gafas?, Si es usuario de gafas, ¿cómo se dieron cuenta de que las necesitaba?

Explicaciones

  • Las pruebas de screening visual son pruebas visuales básicas pero fundamentales, que evalúan aspectos básicos de la visión. Estas pruebas fueron diseñadas para detectar la sospecha de presencia de un problema visual de forma rápida y efectiva.
  • Su diseño permite sospechar de la existencia o no de un problema visual, pudiendo cribar hasta un 95% aproximadamente de los problemas visuales.
  • Si el niño o niña evaluado falla en 1 de los 5 aspectos valorados, existen muchas posibili­dades de que pueda manifestar un problema visual que esté interfiriendo en su capacidad de ver correctamente, afectando a su normal desarrollo y calidad de vida.
  • Aunque la respuesta anómala sólo se produz­ca en 1 prueba del Screening, ya se justifica la necesidad de pasar por el especialista visual para realizar un examen visual completo.

Resultados generales

  • El 7, 2% de los niños falló en 3 o más pruebas.
  • El 20,3% de los niños falló en 2 o más pruebas
  • El 49,3% de los niños falló en 1 o más pruebas.
  • 1 de cada 2 niños evaluados requiere un examen optométrico completo para descartar problemas visuales

Conclusiones

Acorde con los datos extraídos del estudio, uno de cada dos niños de la muestra no supera con éxito el screening visual al que se le ha sometido en Ver para Aprender, lo que implicaría que casi el 50% de los niños de entre 6 y 12 años podría tener un problema visual no detectado que estuviese influyendo en su desarrollo educativo.

Asimismo, uno de cada cinco niños no consigue ver bien la pizarra en el colegio, dato muy alarmante si se vincula a que el 25% de la muestra también sufre problemas en su visión próxima, lo que le imposibilita realizar con normalidad las tareas del día a día. Estas cifras deben considerarse muy perjudiciales, ya que estas dos cualidades son las que permiten a un menor acudir a su centro educativo y enfrentarse a su día a día con normalidad y éxito.

Si pone en relación el estado de la salud visual de los menores con su desarrollo académico, se con­cluye que los hijos de aquellos padres que lamentan el bajo rendimiento académico de sus hijos tienen más problemas visuales, comparado con el prome­dio de la muestra:

  • Un 32,3% de los padres cuyos niños muestran peor rendimiento académico son conscientes de la existencia de un posible problema visual.
  • Uno de cada tres menores manifiesta problemas para ver tanto de lejos como de cerca. La tasa de menores con problemas de visión lejana se duplica en el caso de aquellos con bajo rendimiento académico.
  • Casi tres de cada cuatro (71,1%) tiene difi­cultades para realizar sus deberes dado que necesita continuamente levantarse o pierde la atención en la tarea.
  • Uno de cada tres menores se queja de sus problemas tanto en visión próxima como lejana.

En España se observa con temor año a año el re­sultado de las pruebas PISA -que cuantifican el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento del país-, siempre buscando nuevas soluciones para mejorar este rating. Tal vez deberían analizar que quizá, haya otro tipo de problemas que lastren el desarrollo académico de un segmento de los niños del país, teniendo en cuenta que el 72% de los menores con problemas visuales detesta leer. Además, uno de cada dos manifiesta que se cansa al realizarlo, cuando el promedio de la muestra no alcanza el 30%. Esta apatía puede estar causada por problemas en la coordinación de ambos ojos (problema binocular) o en la dificultad de enfoque (problema de acomodación).

Finalmente, cabe concluir que a día de hoy, que el 60% de los menores sea el que detecte la existencia de un problema visual propio es muy preocupante: en muchas ocasiones, el menor no tiene conscien­cia de lo que significa ver bien o mal, por lo que es imprescindible realizar campañas informativas que ayuden a educadores a aprender a de­tectar posibles problemas visuales en sus alumnos y eduquen a las familias en la necesidad de realizar revisiones visuales periódicas

En consecuencia, no po­demos abordar los problemas de la visión como se hacía en el siglo XIX, es necesario ampliar los proto­colos de examen al entorno próximo de manera uni­versal, tratando el conflicto visual en el entorno del siglo XXI, caracterizado por un continuo y a menudo desmesurado esfuerzo visual a distancias cortas. De este modo, modificando la manera de abordar los potenciales problemas visuales y las pruebas a las que se someten, en este caso, los menores, se podrá ver reducida la tasa de defectos visuales no detectados.

Os dejamos algunos enlaces por si queréis saber más sobre el tema.

Web “Ver para aprender”   Facebook “Visión y Vida”   Twitter “Visión y Vida”

Hasta la próxima.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page
MENÚ